jueves, 23 de octubre de 2008

"Esto es un esperpento; yo paso"
Afiliados del PSOE asisten desmotivados y desencantados a la inminente elección del secretario local de Granada y no ven futuro a ninguno de los siete candidatos.
Granada Hoy 23-10
Desmotivados, desvinculados de lo que está pasando, sin interés por movilizarse y, como mucho, cabreados porque entienden que desde la otra trinchera política se están riendo de lo lindo de la desgracia ajena.
Así dicen sentirse varios militantes de base del PSOE granadino -que prefieren omitir sus nombres- ante la asamblea de este sábado, en la que se elige al nuevo secretario local. Un puesto que, atendiendo al número de pretendientes -Néstor Fernández, José María Rueda, Baldomero Oliver, María Izquierdo, Mariano Gutiérrez Terrón, César Girón y Gabriel Martínez- podría parecer de lo más apetitoso.
"Yo creo que, como mucho, van a ir a votar 500 personas, y eso por morbo, más que por verdadero interés", pronostica un afiliado con carné desde hace más de dos décadas, que no acudirá al edificio Zaida. "Es que ni abro los correos que me están llegando de los candidatos. Paso. Conforme los veo los borro", resume, para explicar a renglón seguido el por qué de su desencanto. "Ninguno aporta una verdadera renovación, ni explica cuál es su proyecto, ni qué gente lleva. Es más de lo mismo".
Un compañero asiente y se suma a la crítica. " Esto es un esperpento del que el PP se tiene que estar riendo a base de bien. Esto no es un partido democrático, es el ejército de Pancho Villa. No sé por qué no actúa la dirección provincial, que entiendo que no quiera impedir a nadie presentarse, pero que sí debería transmitir una sensación de seguridad".
Un tercero abunda en lo anterior: "Aquí fracasa Ángel Gallego como secretario local y le premian dándole un puesto de salida al Parlamento. A la conclusión que llego es a la de que el partido da por perdida la batalla en Granada y deja hacer. No sé qué pinta César Girón, que supuestamente no tenía tiempo para ser concejal pero sí va a tenerlo para la secretaría, o Gutiérrez Terrón, que no sé qué busca. O María Izquierdo, que no se lleva bien con casi nadie".
El primero de los militantes retoma el hilo: "Hay una endogamia tremenda. Los que hablan son siempre los mismos y se dicen siempre las mismas cosas. En el partido habrá trabajando, como mucho, doscientos afiliados. A los demás es que ni les interesa lo que pueda pasar. ¡Si en alguna reunión de éstas que ha habido en los barrios casi ha habido más candidatos que militantes!".
Respecto a si al final habrá siete listas o menos, las respuestas van en esa misma línea: podría ser, pero en realidad no les importa gran cosa. "Es difícil, porque vale, por un lado Néstor (Fernández) sí se puede juntar con César (Girón), pero Baldo (Baldomero Oliver) no se lleva muy bien con Chema (José María Rueda) y a éste no lo pueden ver desde la dirección provincial, que sí apoyaría un pacto entre Néstor y César... Pero ya te digo, al final sería más de lo mismo y me da un poco igual", concluye el segundo de los entrevistados.

1 comentario:

javier parrilla dijo...

El desencanto y la desmotivación son factores endógenos de quien los sufre. Ante eso solo plantearse qué puede hacer uno por la organización más que cuestionarse lo que la organización hace por uno.

Leo que compañeros opinan sobre las propuestas de las distintas candidaturas ¡borrando sin abrir los correos que les remiten!, me parece absurdo, más propio acto fruto de resentimiento, de una espina clavada y seca en la palma de la mano.

Que hablan siempre los mismos...vaya por dios y la separación de iglesia/estado! pregunto: ¿se impide la participación en las asambleas ordinarias? ¿se niega el debate en las extraordinarias por no ponerse en el orden del día? mi corta experiencia me dice que aquí quien no habla y dice es porque no quiere.

Quien no aporta no será apoyado...quien aporte tendrá los apoyos necesarios. Otra cosa será si quien sale elegido sea dinamitado por las "familias" restantes. Por mucha integración que se pueda realizar, nada sirve si no hay lealtad al Partido y eso conlleva lealtad a quien tenga la secretaría general en ese momento y hasta el año que viene, cuando tendrá que pasar su gestión Municipal.

200 militantes trabajando y 500 en la Asamblea, ¿y te quejas?, compañero hay que saber valorar lo que se tiene y saber promocionarlo y protegerlo.

Granada, capital de provincia, 239 mil habitantes (mal contados) no se número total de afiliados, 500 en la asamblea, 200 currando.
Santa Cruz de Tenerife, capital de provincia, 221 mil habitantes, unos 700 afiliados, 270 en la última asamblea a delegados/as para congreso regional (en Canarias ya se sabe..una hora y pico menos..), gente trabajando... 70 como mucho y contando los de los Tagorores (consejos de distrito)

No me vale el desánimo. La derecha está ahí, bien agarrada, partiéndose el culo de risa de ver cómo los sociatas están desanimados... desilusionados...desmotivados...desencantados...acojonados